7 de mayo de 2021

Los cuatro vientos | Kristin Hannah

Los cuatro vientos
536 páginas 
 Suma
Precio: 18'90€ // 8'54€ (edición digital)

S I N O P S I S
Texas, 1921. La Gran Guerra ha terminado y Estados Unidos parece entrar en una nueva era de optimismo y abundancia. Pero para Elsa, considerada demasiado mayor para casarse en una época en la que el matrimonio es la única opción de una mujer, el futuro es incierto. Hasta la noche en que conoce a Rafe Martinelli y decide cambiar la dirección de su vida. Con su reputación arruinada, solo le queda una opción respetable: casarse con un hombre al que apenas conoce.


En 1934, el mundo ha cambiado. Millones de personas se han quedado sin trabajo y los granjeros luchan por conservar sus tierras. Las cosechas se pierden por la sequía, las fuentes de agua se secan y el polvo amenaza con enterrarlo todo. Cada día en la granja de los Martinelli es una desesperada batalla por la supervivencia. Y, como tantos otros, Elsa se ve obligada a tomar una agónica decisión: luchar por la tierra que ama o marchar al Oeste, a California, en busca de una vida mejor para su familia.

Los cuatro vientos, cuyo título original es The Four Winds, es la última novela publicada de la autora superventas de El ruiseñor, Kristin Hannah.
Ha sido traducida al español y publicada en nuestro país de la mano de la editorial Suma de letras el pasado 29 de abril.

No sé cómo lo hace esta mujer, pero acabar de leer una de sus novelas es como haber finalizado un viaje emocionante. Significa dejarte con la sensación de ser testigo en primera persona de la historia y haberte hecho partícipe de ella con una crudeza y un realismo asombrosos.

Siempre me cuesta más hablar de los libros que me han gustado mucho, es como si las palabras se me atascaran un poco y no salieran con tanta fluidez como cuando un libro me ha gustado y ya. Es muy distinto a cuando la historia te llega al corazón como lo ha hecho esta.
He leído a la autora en otras ocasiones y, si no recuerdo mal, creo que solo me quedan un par de libros suyos por descubrir. Sin embargo, a día de hoy me atrevo a decir que Los cuatro vientos es la historia que más me ha conmovido hasta ahora. Sin duda, esta autora es experta en removerte sentimientos y dar donde más duele, como me ha pasado ya con sus anteriores libros. Porque sí, no os engañaré, leer a Kristin no es tarea fácil. No porque sus novelas sean un tostón de esos que estás deseando acabar del aburrimiento que te producen, sino porque sabe qué tecla tocar para alcanzar mi parte más sensible y empática.

Esta novela no puede catalogarse como romántica, aunque haya amor, mucho y de todo tipo. Ninguna de las historias de amor que se nos cuenta es el eje central del argumento, sino que es la protagonista y su lucha por la supervivencia la que lleva todo el peso principal del libro.

La novela está dividida en tres partes bien diferenciadas. La primera comienza un par de años después del final de la Primera Guerra Mundial. La segunda parte abarca casi toda la década de los años 30, incluida la crisis financiera del 29 que se agravó aún más debido al fenómeno que se conoce como Dust Bowl, un desastre ecológico que se caracterizó sobre todo por una brutal sequía que duró años y que acarreó consecuencias gravísimas para las poblaciones que habitaban las Grandes Llanuras. Y la tercera parte se desarrolla principalmente en California, "la tierra de los sueños", lugar al que emigraron muchísimas personas buscando un futuro mejor o simplemente un trabajo con el que poder cubrir las necesidades básicas de sus familias. Sin embargo, la mayoría allí solo encontró racismo, xenofobia, aporofobia y desprecios entre otras cosas. Además, estas personas en un estado de absoluta vulnerabilidad fueron sometidas a abusos laborales muy tremendos porque se aprovechaban de sus precarias situaciones.

Debo decir que todo el contexto, el tiempo en el que transcurre la historia y los hechos históricos que se detallan me han parecido fascinantes. Nunca antes había leído nada acerca de este período, así que ha sido muy interesante para mí y una especie de aprendizaje. De hecho, hubo veces en que paré la lectura para buscar más información sobre ciertos hechos puntuales que despertaron en mí una inquieta curiosidad.

Elsinore Walcott es una joven de veinticinco años de buena familia y cuya vida aparentemente es cómoda y apacible. Nada más alejado de la realidad, puesto que Elsa vive casi atrapada en su propia casa, entre esos cuatro muros que son su hogar y que sus padres se han empeñado en levantar alrededor de ella con la patética excusa de que es una mujer de salud débil y enfermiza. Como cualquier víctima de abuso emocional, porque eso es justo lo que a mí me ha parecido que sus padres ejercían sobre ella, la protagonista llega a creerles. Son muchos años de desprecio, de oírles llamarla fea, de no valorarla, ni siquiera de aceptarla. En definitiva, Elsa nunca se ha sentido amada por su familia y casi que es una extraña en su propia casa.
Sin embargo, su espíritu aventurero, sus ganas de vivir y sus sueños de juventud alentados por la adorada afición que tiene por la lectura, la empujan a plantearse qué tipo de vida y qué fututo quiere para ella. 
Así que un día Elsa se desmelena, no sin miedo, en el fondo está aterrada. Pero da el paso para atreverse a ser una joven normal, tomar sus propias decisiones y vivir la vida impulsada por sus deseos de liberarse. Es entonces cuando se cruza en su camino Rafe Martinelli, un joven muy atractivo hijo de inmigrantes italianos y que son propietarios de una granja.
A partir de ese momento la vida de Elsa deja de ser lo que ella conocía hasta ahora. Esas tierras, el trabajo en la granja y esas personas con las que convive, en un principio extrañas, se convierten en lo más importante para ella. Se pone a prueba su fortaleza, su valentía y, por primera vez en su vida, se da cuenta de que es querida y aceptada.

Me ha gustado mucho cómo la autora ha construido los lazos familiares. La relación que Elsa llega a tener con los abuelos de sus hijos en la granja Martinelli es muy emotiva. Los vínculos que se crean son tan fuertes que el sufrimiento y el dolor por el que pasan los mantiene aún más unidos, a pesar de que la hija mayor de Elsa, una adolescente que sueña con salir de esas tierras, a menudo pondrá a prueba a su madre con su actitud rebelde e irascible.
Es una historia tristemente bonita. Y digo triste porque se sufre muchísimo con todo lo que les pasa y las situaciones tan penosas por las que pasan Elsa y sus hijos. Han habido cosas que me han parecido muy injustas y me he sentido impotente mientras las leía. He tenido que pararme un minuto para pensar en ello de lo abrumada que me he sentido en varias ocasiones.

Como ya sospecharéis, esta no es una lectura sencilla para nada. El libro no te da respiro, literal. Es de esos que hay que buscar el momento adecuado para ponerse con él, debido a su intensidad que, por otra parte, va subiendo gradualmente. Vamos, que yo no lo recomendaría a alguien que no se encuentre bien anímicamente.
La primera parte es una especie de presentación de personajes y nos sitúa la historia. La segunda parte es muy dolorosa y vemos hasta dónde puede llegar la fortaleza de esta madre. Y la tercera ya es un despliegue total de valentía y heroicidad.

Aunque la novela es densa en cuanto a extensión, la forma de narrar de la autora agiliza mucho la lectura (me la leí en un par de días). Kristin Hannah es muy pulcra en su modo de escribir y aporta abundantes detalles e información, pero de tal manera que no te sobra ni una coma, porque se centra en lo fundamental y no se anda por las ramas.
También tengo que destacar su habilidad para perfilar los rasgos psicológicos de los personajes. Es tal su destreza en ello, que sentí a Elsa muy real en mi mente.

Este libro me ha tocado mucho la fibra. El corazón me ha dolido frente a las horribles vivencias y las situaciones crueles que sufren la protagonista y su familia. Lo peor y más amargo, pensar que hubo millones de personas que realmente vivieron eso en sus carnes. Millones de Elsas. ¿Qué puede hacer una madre sin ningún tipo de recurso para alimentar a sus hijos y proporcionarles un techo? ¿Cómo resignarse a perderlo todo y morir de hambre? ¿Cómo te enfrentas a otros seres humanos que te tratan como basura solo por haber nacido en el lado más vulnerable y no se apiadan de la situación de desamparo de otros? He sentido el dolor y la angustia de esta madre en cada una de sus quinientas y pico páginas. Es imposible no empatizar con el personaje de Elsa. No tengo palabras para describir los sacrificios que realiza. Su nivel de bondad, de valentía y resistencia, y el modo de enfrentar las adversidades para sacar adelante a sus hijos es realmente sobrecogedor.

Bueno, poco más puedo añadir a lo que he comentado ya. Solo que Los cuatro vientos es un libro que me ha encantado, aunque casi no me haya dejado respirar y me haya tenido el corazón en vilo durante toda la lectura. Es una historia muy dura, desgarradora, tremenda, con una protagonista femenina que da una gran lección de heroísmo y coraje. 

Os dejo por aquí unos cuantos enlaces con información y fotos sobre el momento histórico y hechos que se cuentan en la novela, por si tenéis curiosidad y queréis echar un vistazo.



  

















13 comentarios

  1. Pedazo de reseña, Ale! Magnífica.
    No he leído nada de esta autora porque, aunque me llama la atención, siempre me ha parecido que sus libros son de pasarlo mal y no estoy yo para esos trotes. Efectivamente, leyendo tu reseña veo que no estaba equivocada, así que ahora mismo, desde luego, no lo voy a leer, aunque tal vez en algún momento necesite algo de esa clase (soy así de rara XD) y es un libro del que puedo echar mano. De los años 20 leí uno (que tampoco es romántica, Los Inmigrantes de Howard Fast) que me encantó. Y del Dust Bowl no habia oído hablar nunca hasta hace un par de años en el Reto Rita, donde Bona Caballero leyó una novela de Sandra Brown, Rainwater, que ocurre en ese momento. Me dejó muy impactada todo lo que ocurrió.
    En fin, que mil gracias por la reseña aunque ahora mismo no es el momento de leerla para mí.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me apunto el libro de Sandra Brown que no lo conocía. A ella ya la he leído antes, gracias a Elsa, y es una autora que me suele gustar mucho. Y también le echaré un ojo al otro que dices que te encantó.
      Yo tampoco conocía nada sobre el Dust Bowl hasta ahora y la verdad es que sí, te deja muy impresionada todo. Gracias por pasarte, como siempre. 😊

      Besitos

      Eliminar
  2. Suelo huir de las lecturas duras que me hagan pasarlo mal pero lo cierto es que luego cuando las leo quedó completamente encantada así que tomo nota de este libro porque creo que me llegaría el corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo. Yo también las leo, pero no muy seguido porque son demasiado intensas xD. Ya me contarás si te pone con él, ojalá te guste. Gracias por comentar!

      Besitos

      Eliminar
  3. Hola, no lo descarto porque no leo más que buenísimas opiniones sobre esta novela. Pero necesito un momento en el que este tipo de historias duras no me pase factura y no es ahora 😅
    Muy buena reseña
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay que buscar el momento propicio porque son lecturas que te dejan exhausta xD. Gracias por pasarte, Pepa!

      Besotes

      Eliminar
  4. Tiene pinta de ser una lectura muy interesante y a tener en cuenta, buen post y buen fin de semana, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias como siempre, Noe! Buen finde para ti también, guapa.

      Besitos

      Eliminar
  5. ¡Hola! Me alegra ver que lo has disfrutado tanto. Yo llevo ya unos años queriendo darle una oportunidad a la autora, ya que siempre he oído muy buenas opiniones de sus novelas, aunque creo que empezaré por El Ruiseñor, aunque no descarto este y más viendo lo mucho que lo recomiendas.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Como digo, hay que encontrar el momento adecuado para leerla porque no siempre tiene una el mood para hacerlo xD. Ya me contarás tu experiencia con ella. Ojalá que sea buena :)
      Gracias por pasarte y comentar.

      Besitos

      Eliminar
  6. Contagias emoción con tu reseña. Yo también me la apunto pero para otro momento, que el horno no está para bollos intensos que me puedan entristecer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sin duda ha sido una lectura emocionante. Me alegra que te la apuntes, aunque sea para cuando tengas el ánimo adecuado:) Ya me contarás si lo lees. Muchas gracias por pasarte y leer la reseña.

      Besitos

      Eliminar
  7. Me ha gustado mucho tu reseña Ale !! Coincidí contagi 100%
    Elsa se queda con nosotras para dir Moré. Un beso 😘

    ResponderEliminar

Gracias por llegar hasta aquí ^^
Los comentarios dan vida al blog y nos alegran el día ☺ anímate y deja el tuyo.

Besinos ♥