24 de octubre de 2014

❊Reseña: La llave del Valor - Nora Roberts



Tras La Llave de la Luz y La Llave de la Sabiduría, este volumen completa la Trilogía de las Llaves. Tres mujeres, Mallory, Dana y Zoe, se encuentran ante una oportunidad única de realizar sus anhelos. A cambio de una suma de dinero, deben liberar a tres semidiosas celtas de un viejo hechizo en el misterioso mundo que se esconde tras la Cortina de los Sueños. Para lograrlo han de encontrar tres llaves mágicas. Mallory y Dana ya lo han conseguido. Ahora es el turno de Zoe, quien deberá demostrar su valor enfrentándose a miedos que la paralizan, exponiéndose a sufrir una pérdida de la que no se podría recuperar.




Muy bien vamos con el ultimo libro de esta serie.
Los protas ya los conocemos bastante bien de las otras dos novelas, son Zoe y Brad.

Zoe, madre soltera, luchadora, trabajadora, de ideas fijas y muuy cabezona. No le gusta que le echen una mano si no lo ha pedido y eso es algo que no suele hacer, es muy independiente, no se permite el lujo de depender de nadie, hasta ahora solo eran ella y su hijo Simon.
Con 16 años conoció y se enamoró del padre de Simon, un chico rico de la zona, mayor que ella. Cuando se quedó embarazada y sin el apoyo del padre de la criatura ni de su madre decide irse de casa para darle a su hijo mejor vida que la que ella llevó hasta el momento: viviendo en una caravana y ayundado a su madre a criar a sus hermanos y en el trabajo de la peluquería.

Bradley Charles Vane IV, otro chico rico! Por eso Zoe se muestra tan borde con él desde el momento que le conoció.
Muy rico, pero también encantador, muy amigo de sus amigos. Vuelve al pueblo porque quiere dejar su marca en el negocio familiar y en concreto en su ciudad natal.
Está obsesionado con Zoe porque su rostro es igual al que aparece en un cuadro que él compró porque se quedó prendado de ella, además le llamaba la atención que otra de las chicas allí retratada fuera igual que su amiga de la infancia Dana.
Es encantador como se comporta con Simon, entre ellos dos nace una camaradería desde el primer momento. Y también esos pequeños detalles que tiene para llegar a Zoe, como cuando le regala una escalera, jajaja, a cualquier mujer le hubieran regalado unas flores, pero a Zoe no, una escalera le hizo mucha más ilusión y eso él lo sabía ;)

Cualquier escena en la que aparece Simon me gustó mucho (el instinto maternal :D )es un niño muy despierto, nada dado a los caprichos, y muy protector con su madre.
Un momento que me gustó mucho fue cuando Simón y Brad tuvieron una conversación de hombres, ay lo que me reí!! Y la complicidad que compartieron en la escena del patio cuando Brad colgó el nido y todo lo que vino después fue muy bonita.

El final de la trilogía no ha estado mal, con un poco de acción pero previsible, estaba claro que terminaría así.

En definitiva esperaba más de esta serie, normalmente disfruto leyendo a esta autora, peeeero siempre no nos puede gustar todo no? 
Si algún día me preguntan por una serie de Nora Roberts no será una de las que recomiende, ni serán unos libros que vuelva a releer.

3 comentarios

  1. Hace un montón que no leo nada de Nora Roberts pero la verdad es que me llaman más algunos de sus otros libros.
    Besinos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! ^^
    Pues no he leído nada de Nora Roberts pero reconozco que hace tiempo que me llama la atención :)
    Aunque por lo que veo en tu reseña, mejor empezar con otra de sus series.
    ¡Por cierto, te sigo y me voy pasando!
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola :)
    Esta escritora me gusta bastante a pesar de que leí bien poco de ella, creo que fue tan solo la trilogía del Jardín y me encantó. En especial por que siempre habla de mujeres y son independientes..
    Espero volver a leer sus nivelas, en especial las de Cuatro bodas.

    Un besazo.

    ResponderEliminar

Gracias por llegar hasta aquí ^^
Los comentarios dan vida al blog y me alegran el día ☺ anímate y deja el tuyo.

Besinos ♥