14 de agosto de 2014

Solo mío - Susan Elizabeth Phillips


Jane Darlington es una de las mejores físicas del país, pero lo que más desea es tener un bebé. Solo hay un pequeño problema: encontrar el padre adecuado. Jane es superdotada, algo que ha sido una dura carga durante toda su vida y está decidida a que su hijo no sufra lo que sufrió ella. Por eso necesita encontrar un padre especial para su bebé. Alguien realmente, bueno, alguien que sea tonto. Cal Bonner, el legendario quarterback de los Chicago Stars, parece la elección perfecta. Pero ese atractivo campeón con su marcado acento sureño la lleva a una conclusión equivocada. La doctora Jane descubre demasiado tarde que su elegido es bastante más listo de lo que ella había imaginado y que no está dispuesto a dejarse utilizar por una sabionda obsesionada con tener un bebé. Una inteligente y solitaria mujer que solo sueña con la maternidad cautivada por un hombre que lo último que quiere es ser padre. ¿Pueden la pasión y la atracción hacer que dos personas tan fuertes y vulnerables caigan en las redes del amor?



Jane es un cerebrito de 34 años al que su novio la ha dejado y eso le ha provocado un click en el cerebro y le activa el reloj biológico por lo que decide buscar un padre, o más bien un donante, para poder lograr su meta: la maternidad. Finalmente se decide por Carl Bonner al que considera un musculitos sin mucho cerebro, está convencida de que lo mejor para el bebé será no tener una inteligencia tan grande como la de su madre y así no se convertirá en el listillo del colegio y pueda integrarse en el colegio y no ser siempre el empollón.

-¿Qué coño estás tratando de decir? ¿Por qué me eligió?
Jodie le miró con temor.
-Porque piensa que eres estúpido.

Cal Bonner es el quaterback de los Chicago Stars, al que solo se le ve acompañado de jovencitas, el límite de edad de sus conquistas tiene un límite: 26 años, si supera esa cifra, la candidata ya sería demasiado mayor, esto es un reflejo de su miedo a envejecer y no saber que hacer cuando su carrera como deportista llegue a su fin. Sus compañeros deciden contratar a una chica para su cumple y ahí es donde después de unas mentirijillas, entra Jane.

Ella cerró firmemente sus manos en puños, olvidando su placer. ¡Nadad! ¡Nadad, pequeños guerreros! ¡Nadad, dulces fabricantes de bebes sin cabeza!

Cuando Cal se entera de todo el montaje y de que además va a ser padre, se enfada bastante, uff, me lo imagino transformándose tal cual Hulk. No está nada contento con el engaño de Jane (estaría bueno) pero no cree que el niño tenga que cargar con la culpa así que decide un matrimonio de conveniencia hasta que el niño nazca.

-¿Un donante de semen? Él sintió como la cabeza estuviera a punto de estallar como una olla a presión. Él odiaba cualquier cosa que lo atara a un lugar y ahora iba a tener un niño. Luchó para no perder el control.

Tiene pensado castigar a Jane durante lo que dure la farsa, así que se compra una casa un poco... como decirlo "peculiar" en su pueblo natal donde pasarán unos meses hasta que comience la temporada de nuevo. Allí se hará pasar por lo que Jane realmente piensa que es: un cateto. Pero cuando Jane se entera de la verdadera inteligencia de Cal... menudo disgusto se llevó, bueno más o menos el mismo disgusto que se llevó él cuando se enteró de su verdadera edad 


La mano de Jane fue a su garganta. La apretó.
-¿Cal se graduó Summa Cum Laudem?
-Así se dice cuando se hace realmente bien. Creí que tú, al ser profesora, lo sabrías. Mi Calvin siempre fue muy listo.


"-Lo has echado todo a perder.
-¿Yo? No soy yo el que está actuando como un lunático ¡Y no soy yo el que le dijo a todo el mundo que tenías veintiocho putos años!
-¡Yo nunca he dicho eso! ¡Y no hables así!
-¡Tienes treinta y cuatro años! ¡Treinta y cuatro años! ¿Pensabas decírmelo alguna vez?"


Empaticé con Jane de tal manera que no me pudo caer mal aunque engañara a Cal de esa manera.Su necesidad de ser madre ante todo provocó que hiciera oídos sordos a sus principios morales, no una sino dos veces, pero aún así se va viendo que es una buena persona y no tiene ni un gramo de maldad en el cuerpo.

En este libro la historia secundaria, pero no por ello menos importante o cargada de emociónes, es la de los padres de Cal que se casaron demasiado jóvenes cuando su madre se quedó embarazada cuando tenía 15 años y su padre recién graduado.
Me ha gustado ambas historias y estoy deseando poder leer el próximo libro de la serie donde los protagonistas serán los hermanos de Cal: Gabe y Ethan.

      Lo que me gusta de los libros de Susan Elizabeth Phillips es que son libros frescos y destornillantes que te sacan una risa nooo, unas buenas carcajadas. Tiene una manera de escribir ágil y los personajes están perfectamente definidos.





1 comentario

  1. No me llama mucho así que no creo que lo lea.
    Me quedo por tu blog, espero que te pases por el mío.
    Besos!

    ResponderEliminar

Gracias por llegar hasta aquí ^^
Los comentarios dan vida al blog y me alegran el día ☺ anímate y deja el tuyo.
Si no puedo contestar a vuestro comentario devuelvo la visita a vuestros blogs.

Besinos ♥