22 de agosto de 2014

Este corazón mío - Susan Elizabeth Phillips



Molly Somerville tiene fama de meterse en líos. Es verdad que regaló una herencia de quince millones de dólares… pero vaya, nadie es perfecto. No obstante, si alguien tiene una vida casi perfecta, ésa es Molly. Aunque sus libros de la Conejita Daphne podrían venderse mejor, vive encantada con su minúsculo'loft', su caniche francés y su profesión de escritora de cuentos infantiles.

Sí, Molly se siente feliz por casi todo…, excepto por llevar tanto tiempo enamorada de Kevin Tucker, el desvergonzado y terriblemente atractivo jugador de los Chicago Stars, ¡un hombre que ni siquiera recuerda cómo se llama ella!

Una noche, la tendencia de Molly a meterse en líos la lleva directamente a los brazos de Kevin. Si al menos ese futbolista demasiado bien pagado, que conduce Ferraris y detesta los caniches, fuese tan superficial como ella desea, Molly podría proseguir con su vida casi perfecta…



La prota es Molly, hermana de Phoebe, escritora de libros infantiles, a la que de vez en cuando le hace un click el cerebro y comete una locura. Está colgadísima de Kevin desde hace mucho tiempo, pero él no repara en ella.
El prota Kevin, quaterback de los Stars, al que ya vimos en el libro Solo mío, es la gran estrella, como no guapo a rabiar y una personalidad arrolladora, todo el día con una o dos bellezas colgadas del brazo, eso si imprescindible que sus conquistas sean extranjeras.
El caso es que,  por casualidad, se encuentran los 2 en una casa de vacaciones de los Calebow,  al principio hay un poco de tensión porque ninguno quiere irse de la casa, pero después de unos cuantos "toma y daca", una excursión y buena conversación parece que la cosa comienza a ir mejor... Hasta que a Molly siente el "click" y comete otra locura, que no voy a contar, pero bueno el caso es que ambos terminan casándose obligados por los Calebow, solo hasta que puedan separarse.
Pero por cosas del destino terminan los 2 al mando del campamento de veraneo que Kevin heredó de sus padres, un campamento que no le trae más que recuerdos de lo aburrida que fue su infancia mientras pasaba  allí los veranos rodeado de personas adultas y sin ningún niño con el que jugar, por ese motivo quiere deshacerse del campamento lo más rápido posible para regresar a su vida.

-Te juro que alguien tendría que darte una azotaina.
-No eres, diría, lo bastante hombre como para hacerlo.
-Y tú eres, diría, un poco cargante.

-Parece que he... -Molly se aclaró la garganta-. He perdido la parte de abajo de mi biquini en el lago.
Naturalmente, lo primero que hizo él fue mirar abajo, escrutar las aguas turbias.
-¡No mires!
Cuando volvió a levantar la mirada, sus ojos ya no aprecían puñales de jade, sino alegres gominolas verdes.
-¿Y cómo lo has hecho?
-Yo no lo he hecho. Has sido tú. cuando me has rescatado.
-Te he quitado el biquini.
-Pues sí.
Kevin sonrió burlón.
-Siempre se me han dado muy bien las mujeres.

Los personajes de la historia secundaria son  Lilly, la madre biológica de Kevin, y Liam, un pintor bastante famoso que vive cerca del campamento. Los personajes por separado si me gustaron el problema lo tuve con  la relación entre ellos, no me convenció mucho, la vi un poco forzada, creo que necesitaban más líneas.

-¿Y si en vez de eso me marcho?
-¡Te he dicho que te sientes!
-¿Nunca le ha dicho nadie que  es usted un grosero?
-Me esfuerzo para serlo. Siéntate sobre ese canto rodado, mirando al sol.

Me gustó la evolución de la relación entre Kevin y Lilly, la vi bastante real nada idílico en el reencuentro entre los dos y mucho menos rápido, ha sido gesto a gesto y paso a paso.

Tenía ganas de leer la historia de Molly pero tengo que decir que este libro me gustó algo menos que los anteriores, tiene sus puntazos de risa, pero no logré comprender  muy bien a los personajes: el por qué de esas locuras de Molly pues bueno... se puede llegar a entender, pero los motivos que Kevin tiene para no mantener ningún tipo de relación íntima  y seria con nadie no los entendí.
Lo que parece muy original es como al principio de los capítulos se puede leer extractos de las historias de Daphne y sus amigos, el epílogo por el mismo motivo es muy peculiar, está redactado desde el punto de vista de los personajes de los libros y la pequeña Tucker.

4 comentarios

  1. No termina de llamarme, eso de no llegar a comprender los personajes... no sé. ¡Gracias por la reseña!

    Nos leemos, un abrazo :3

    ResponderEliminar
  2. Hola! Nunca he leído nada de esta autora. Parece que es otro que se suma a mi lista de pendientes!
    Te invito a que pases por mi blog! Es medio desastroso, pero es lo que se puede. El tuyo tiene un diseño muy bonito!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si quieres pasar un rato divertido no lo dudes esta autora no de defraudará.
      Gracias por la visita :D
      Besinos.

      Eliminar

Gracias por llegar hasta aquí ^^
Los comentarios dan vida al blog y me alegran el día ☺ anímate y deja el tuyo.
Si no puedo contestar a vuestro comentario devuelvo la visita a vuestros blogs.

Besinos ♥